3 caminantes… hacia comunidades peregrinas

“Y me pregunto: ¿estamos en espera o estamos cerrados? ¿Somos vigilantes o nos quedamos seguros en un albergue, a lo largo del camino y no queremos ir más adelante? ¿Somos peregrinos o somos errantes?”

Papa Francisco, 23 de diciembre de 2013.

Caminantes ....

Imagen de Alexis Martín con licencia CC BY-NC 4.0

Cuando pienso en nuestras comunidades, tres imágenes: mochileros, vagabundos o peregrinos. Es posible que a los tres los encuentres en el mismo camino, lo que los diferencia es la actitud con la que caminan. No los diferencia la vocación, todos son caminantes. Tampoco los recursos: todos van ligeros de equipaje. Ni siquiera el destino, no sería extraño que los tres lleguen al mismo lugar. La diferencia es la actitud.

El mochilero busca diversión, distracción, aventura y “nuevas experiencias”. Objetivos cortos. Quiere conocer nuevos lugares, pero superficialmente. Una vez que pasa la novedad se aburre. Caminan mientras sea divertido. Cuando termina la aventura, termina el viaje. Lo importante es pasarlo bien. Siempre regresan con muchas historias para contar, fotos, recuerdos, souvenirs…

La mayoría de comunidades empiezan como mochileras pero ninguna dura mucho tiempo así. Algunos terminan el paseo cuando consiguen lo que buscaban (conscientemente o no). Les gusta “andar” con los amigos pero se aburren cuando termina la novedad. Les atrae la CVX pero sólo sus grandes experiencias, las “aventuras”, como los ejercicios espirituales. Se llenan de recuerdos, de souvenirs, pero cuando es momento de “algo más”, muchas abandonan el camino.

El vagabundo va libre, pero errante. Camina, nunca se queda en un solo lugar, pero confunde caminar con estar en camino. Va de un lado a otro, pero no sabe a dónde va.  Llega a muchos destinos pero nunca llega a ninguna parte, en realidad se quedó instalado. Pide, mendiga, no tiene nada que ofrecer.

Ninguna comunidad debería ser vagabunda, pero hay muchas… muchísimas. Pueden durar toda la vida, pero no llegaron a ninguna parte. Van a todos los encuentros, hacen ejercicios espirituales todos los años, leen y hasta responden todos los comunicados, cumplen todos los requisitos de la CVX, pero andan sin rumbo. No optan, acogen las metas que les llegan. Confunden “disponibilidad” con comodidad y ausencia de discernimiento. Piden, exigen, pero no tienen nada que aportar. Apoyan todo…  excepto cuando se quieren meter con su bolsillo o su propio “ritmo”.

El peregrino va a un lugar sagrado y así hace sagrado cualquier camino. Tiene un punto de llegada, pero sabe que el camino también es un destino. Camina porque comprende que estacionado, instalado, no llegará a ninguna parte. Disfrutan tanto el paisaje como lo que el paisaje provoca en su interior. Caminan porque tienen fe, porque buscan liberación (o penitencia) o por gratitud. Empieza con objetivos cortos, pero con grandes intuiciones: En el camino descubre (discierne) el verdadero sentido de su caminar y en su destino encuentra siempre un Destino mayor. Mendiga pero también comparte. Cuando termina el camino que iniciaron, toda su vida se ha convertido en Camino.

Toda comunidad debería ser peregrina, pero hay pocas… poquísimas. El Evangelio y los ejercicios espirituales son su “manual de camino”. Se dejan guiar pero son libres para elegir. Son exigentes pero al hacerlo también se exigen a sí mismos. Se animan y acompañan unos a otros pero también saben corregirse mutuamente. Se afanan por actuar (como Marta) pero no olvidan que lo más importante es seguir a Jesús (como María). Las comunidades peregrinas disciernen, envían, acompañan y evalúan…

Ignacio de Loyola se autodenominó “el peregrino”. Los primeros cristianos, antes de ser llamados “cristianos”, fueron conocidos como “los del Camino”. Son imágenes que nos invitan a cuestionarnos… ¿Y tu comunidad? ¿Avanza peregrina, desinstalada, desacomodada, discerniendo conscientes que su misión no es sólo a dónde va, sino cómo avanza: con el Señor, por Él y en Él, que se llamó a sí mismo El Camino…?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s