Avatar: 2da Lectura

Lo más importante no está bajo la tierra… y ellos lo saben.
 

La escena es la siguiente: los científicos intentan convencer al despiadado empresario que no deben invadir la tierra de los Na´vi. “no tenemos nada que ofrecerles, ellos no van a entender. Lo más importante no está bajo tierra… y ellos lo saben”. 

Leía la edición de esta semana de Revista Vanguardia, que le dedicó un gran espacio a analizar el impacto de esta película en el contexto local. Una fundación, de hecho, organizó una función a la que asistieron líderes indígenas que expresaron su identificación total con la lucha de los Na’vi contra los humanos frente a las petroleras. En el contexto actual del Proyecto ITT quizá hasta pareciera una premonición de lo que está por venir. 

Sin embargo, más allá del conflicto, que a más de uno le puede parecer indiferente porque no le afecta, me quedo con la sencillez de dos conceptos. Lo más importante está en el maravilloso e invaluable concierto de vida que existe entre todo organismo. Plantas, animales y el ser humano se conjugan en el mundo físico y espiritual para encontrar un equilibrio que una vez descubierto, se convierte en el tesoro más valioso. “El Reino de Dios es como una perla preciosa… una vez encontrada, su buscador es capaz de venderlo todo para conseguirla”… este es el primer concepto.

El segundo puede pasar aún más desapercibido… “y ellos lo saben”. Uno de los paradigmas que más han cambiado en mi profesión es comprender que el empobrecido, carece de algunos medios, incluso de educación, pero no carece de sabiduría. Alguien que interviene en las personas no puede llegar como un salvador, porque crea dependencias y paradógicamente, al negar sus capacidades preocupándose sólo de sus necesidades, atenta contra su dignidad. Cualquier manera de intervención social, la profesional o la espontánea, la directa o incidental, no puede olvidar que las personas somos portadoras de saberes y conocimientos, heredero de una cultura que no hace falta negarla sino enriquecerla.

Ellos saben… aunque nuestra soberbia no nos permita reconocerlo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s