¿Esto es democracia?

Anoche, analizando el resultado de las elecciones, Carlos Vera evidenció una sutileza que realmente marca la diferencia y, creo yo, es lo que está en juego en la época en que vivimos en nuestro país. Desde que el Ecuador regresó en 1979 a la democracia, realmente no hemos vivido en democracia. Y más dramático decirlo al final de un día de votaciones en el que rayamos 6 papeletas distintas para elegir presidente, prefecto, alcalde, asambleístas, consejeros, consejales… Más dramático decirlo cuando Correa ha sido reelecto con más del 50% en la primera vuelta y tiene mayoría absoluta en la Asamblea Nacional. ¿Qué evidencia más democrática de lo que el pueblo quiere para nuestro presente y futuro?
Pero es verdad… no hemos vivido democracia alguna. Somos quizá el país que más elegimos, eso sí. En los últimos 10 años, ¿cuántas elecciones hemos enfrentado? Yo he perdido la cuenta… pero tener la capacidad de elegir no configura la democracia. Elegir representantes para administrar el poder es una necesidad, caso contrario la vida nacional sería un caos. Pero limitar la democracia a delegar responsabilidades es sumamente peligroso. Vivimos en un país que se dedica a echarle la culpa a los otros. No he escuchado nunca a un ciudadano decir que la pobreza no es culpa de los políticos sino de nosotros, porque no hemos sabido defender las necesidades y la dignidad de todos, por ejemplo.
Este gobierno llegó el 2007 con el slogan de la Revolución Ciudadana. Este es el fracaso o la traición más grande de Alianza País, porque el germen de la democracia ciudadana ha sido sepultada. No solo que las instituciones democráticas han sido reducidas a oficinas obedientes al dictado de la voluntad, ideología y manipulación de un solo hombre, cosa de más comprobado que es peligroso y expresión culmen de que se ha reforzado la democracia delegativa, al punto que ya no hace falta elegir “delegados”, en plural… basta elegir al “Delegado” Correa, quien define a todos los demás según su gusto y necesidades… Para demostrarlo, Alianza País tiene más de la mitad de los asambleístas… ¿cuántos conoce usted?
Además del socavamiento de la institucionalidad democrática, y lo más importante, este gobierno acabó con la ciudadanía. Hace 4 años teníamos movimientos sociales que reclamaban, cuando había que hacerlo, y proponían críticamente, lo más importante, una manera nueva de ser sociedad. Hoy esto ha desaparecido, en parte absorbido por el aparato estatal: en los ministerios están la mayoría de quienes pertenecían a dichos movimientos, bueno fuera para seguir proponiendo criticamente, sino más bien para también obedecer ciegamente. En parte también, han sepultado a la ciudadanía, silenciando al ciudadano. La prensa atacada, el ciudadano opositor de a pie, encarcelado ante la menor expresión de rechazo…
¿Dónde está la democracia? Esto es lo mismo que una dictadura… solamente que la elegimos. No nos hagamos los tontos… mucho tiempo la deseamos para poner orden en nuestra desastrosa política nacional. Pero como dice el refrán chino: “Ten cuidado con lo que deseas… puede hacerse realidad”
Finalmente, una reflexión… ¿escucharon las primeras palabras de los vencedores Correa y Nebot? Por los pobres han llegado, ellos son los que los han elegido, su opción preferencial es por ellos, por ellos gobernarán… Nada ha cambiado… nada ha cambiado. Los pobres siguen siendo los pobres usados para que otros ganen y sólo servirán mientras sigan siendo pobres para que siendo pobres por culpa de otros, ellos sean los salvadores…
Pobre democracia…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s