Vida, Vida, Vida…

Tengo la impresión de que mi vida es una poesía,
porque ando siempre con esta manía,
de intentar todos los días, de hacer bonita la vida.

Ando buscando palabras, o al menos por eso lucho, que llenen de alegría, el último rincón del mundo.

A veces con ironía, y hasta con rebeldía,
muchas con sencillez y siempre con algo de miedo,
ando gritando silencios, que transformen en paz,
esta ilógica tormenta que inunda nuestros días.

¿Hasta dónde?
Como la poesía, hasta el punto final,
o hasta que se complete la rima.

¿Por qué?
No sé… sin esta forma no existiría, me falsificaría.
Sería otro muerto en vida
que vive esclavo en una fantasía.
No puedo dejar de vivir y vivir y vivir…
hasta que se acabe la vida.

Gastarla muriendo hasta el fin de los días.
Venciendo la muerte,
¡Y no sólo la mía!
Si no lucho por la de todos,
ya no lucharía por la vida,
ni siquiera por la mía,
sino por ese remiendo que nos dan todos los días.

¿Palabras finales?
¡Nunca!
Que no se acabe la poesía,
que aunque no seré yo quien la continúe,
que dure toditita la vida.

Vida, vida, vida, vida.
No he encontrado otro regalo, que ante la muerte,
nos mueva hasta la osadía.

Vida, vida, vida… vida mía.
Gracias por regalarte y por fijarte en la mía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s