Hoy quiero un abrazo…
un abrazo que lo abarque todo.
Uno que me abrace el corazón.

Un abrazo de amigo… de hermano.
Quiero un abrazo divino.

Como el del niño,
que con su mano abraza mi dedo…
como el del anciano
que con sus arrugas se adhiere a mis brazos…

Es un abrazo puro, ingenuo…
es un abrazo endiosado.
Puede ser de amor o de emoción.
O puede ser de perdón.
Un abrazo con tu mejor amigo,
o hasta con un desconocido.

Solo quiero un abrazo que lo abarque todo…
alma… mente… corazón…
No uno que abrace el cuerpo,
sino uno que abrace al verdadero yo.

Hoy, no quiero que me des un abrazo,
sino que quiero dártelo yo.
Uno que lo abarque todo…
alma, vida y corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s