Rojo. Rojo. Rojo.
Y detrás de rojo… negro.
Alarido callado,
represión estallando.

Blanco. Blanco. Blanco.
Y detrás de blanco… rojo y negro.
Corro y no me canso…
no lo alcanzo.

Lloro. Lloro. Lloro.
Río de loco, muero de muerte.
Sangro en mis manos,
dolor en el niño que quisiera ser adulto
pues el adulto no ve rojo…
ve blanco, celeste y hasta rosado,
pero rojo… nunca.

El negro no se puede evitar
pero con rojo se quiere adelantar.
Loco. Rojo. Negro.
Me mato de risa
porque lloro de muerte.

Hablo. Blanco. Descanso.
Rojo. Violeta. Azul.
Estallo. Respiro. Lloro.
Lloro. Muero. Despierto.
Caigo. Peleo. Mato.
Destruyo. Creo, y…
ya no importa…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s